El marketing también entra en escena a la hora de querer vender o alquilar nuestra propiedad. El home staging se encarga de resaltar todo lo bueno y disimular aquellos aspectos no tan favorables. Te contamos de qué se trata.

Texto: Mónica Fernández – IG: @tudineroxl

 

¿Pensando en vender la casa? Llegó el momento de mudarse a algo más grande o, al contrario, achicarse porque los hijos ya tienen vuelo propio. El cambio requiere encontrarle “el novio” a nuestra propiedad. Y en épocas en que la oferta abunda, destacarse es clave

En esta nota, consultamos a dos especialistas en home staging, la rama de la arquitectura y de la decoración que se dedica a poner en valor una propiedad para hacerla mucho más atractiva a los ojos de los potenciales compradores o inquilinos. Pequeños hacks que hacen la diferencia. 

Qué es home staging

“En español, home staging quiere decir puesta en escena de una vivienda. Es una herramienta de marketing inmobiliario estratégica y económica, que consiste en aplicar un conjunto de principios para poner a punto una vivienda y darle un aspecto que sea atrayente de modo que la venta sea más rápida y más fácil”. Así lo explica Verónica Degregori, de Home Staging Buenos Aires.

En la misma línea se expresa Jorge Petraglia, gerente comercial de Quick Home. “El objetivo de este proceso es que la propiedad pueda destacar todo su potencial”.

Consejos para ambientar tu casa

Los siguientes son algunos trucos no muy costosos y que vale tener en cuenta antes de poner el cartel de venta, incluso antes que lleguen de la inmobiliaria para tasar la propiedad. Después de todo, la primera impresión es lo que vale. 

  • Amoblar la vivienda. Es el primer paso para que el comprador pueda entender las dimensiones del espacio. “En el caso que el vendedor no cuente con los muebles más adecuados, nosotros tenemos stock de diferentes líneas para alquilar por mes y así armar la escena”, explica Petraglia. Además de mobiliario, ofrecen a sus clientes la posibilidad de rentar electrodomésticos, objetos de decoración y todo lo necesario para que la propiedad deslumbre.
  • Decorar. La decoración es fundamental para que el posible comprador o inquilino sienta la sensación de hogar. En este sentido los expertos recomiendan también agregar plantas tanto en el interior como en el exterior. “Dan calma, color y ayudan a darle un toque natural a los ambientes”, puntualizan en Quick Home.
  • Ordenar, limpiar y despejar lo acumulado y amontonado en los distintos espacios. “El inmueble que se pondrá a la venta es un hogar. Representa quiénes somos, nuestros gustos y nuestras creencias. Muestra todo lo que hemos acumulado en el tiempo, y eso es lo que la hace tan personal. Esto juega como una interferencia en la posible conexión emocional del comprador. Por eso es bueno despejar los ambientes”, recomienda Degregori de Home Staging Buenos Aires
  • Realizar pequeñas reparaciones. Pintura, canillas que no funcionan, esa ventana que no cierra y a la que ya estamos acostumbrados, pero que generarán una mala primera impresión
  • Reorganizar y optimizar el espacio estudiando la circulación y distribución del mobiliario.

 

Lo que no tenés que hacer

Ahora bien, de la vereda opuesta, algunos errores clásicos que conspiran con la operación y en las que coinciden los especialistas consultados. 

  • Mala iluminación en los espacios.
  • Ambientes demasiado recargados de muebles y decoración muy personalizada: imágenes religiosas, de clubes de futbol, identificaciones políticas, etc.
  • Olor a comidas muy fuertes (se puede sumar un aroma a torta o galletitas al momento de mostrar la propiedad).

La importancia de fotos profesionales

Otro de los objetivos en los que colabora un profesional del home staging es en tomar fotos realmente atractivas. Hoy, la mayoría de los compradores hacen una primera búsqueda (y selección/descarte) de inmuebles a través de plataformas virtuales, y la foto lo es todo.  

“Si las fotos no son atractivas y no llaman la atención, lo más probable es que el potencial comprador no tenga interés en visitar esa vivienda. En cambio, si la toma fotográfica se hace después del home staging y con una cámara profesional, el resultado son fotos luminosas, atractivas, que hacen que la vivienda se destaque del resto de las viviendas similares en venta. Las fotografías que se suben a las redes sociales son realmente atrayentes y harán que más potenciales compradores tengan interés en visitar la vivienda”, puntualiza Degregori, de Home Staging Buenos Aires.

 

También pueden interesarte…

¿Cómo están los alquileres de verano en el Gran Buenos Aires?

¿A dónde van las finanzas familiares hoy?

Acopio de materiales: una opción de ahorro en la obra de nuestra casa