Los inversores aprovechan para hacerse de metros cuadrados, que son excelentes refugios de calidad. Apuestan a la renta tradicional o temporaria y a futuras apreciaciones de capital.

En momentos de incertidumbre, invertir en ladrillos es el refugio que los argentinos buscamos por excelencia. Estamos de cara a un segundo semestre que tendrá mucho de condimento político y de inestabilidad propia de tiempos electorales. Y hay inversores decididos a aprovechar algunas ventajas que hoy trae el Real Estate para quienes tienen efectivo para negociar buenas condiciones de compra.

Los precios de las propiedades ajustaron algo a la baja, aunque no más que entre un 8% y un 12% promedio. Pero lo que sí es una tendencia que está firme es la predisposición de los propietarios a escuchar ofertas y a negociar. Una cosa sumada a la otra da muy buenos resultados. Y los especialistas aseguran que, si bien el sector está lejos de sus mejores momentos, hay más movimiento (aunque muy selectivo) que a fines del año pasado.

departamentos para invertir

El poder de negociar para invertir

Francisco Altgelt, vicepresidente de Altgelt Negocios Inmobiliarios, remarca que el ladrillo es siempre un refugio de valor, “especialmente para el inversor más conservador”. Y pinta el panorama que se está viendo hoy en la Ciudad de Buenos Aires. “En lo que se refiere a un departamento usado estándar, hay inversores que están comprando para refaccionar porque este costo (de refacción) es menor al de años anteriores. También quienes compran hoy saben que probablemente el m2 se revalorizará en algunos años”.

 Independientemente de los barrios y tipos de edificaciones, Diego Migliorisi, de la inmobiliaria homónima, dice que “hoy en día, el cierre de las operaciones depende del nivel de la contra-oferta. Éste subió de un clásico 5%, a un margen de negociación de entre 10% y 20%”.

En promedio, el m2 en zonas clásicas como Barrio Norte, Recoleta o Palermo, que siempre resguardan el valor de la inversión, ronda los U$S 3.500 para departamentos usados. Mientras que en unidades a estrenar en la misma zona, el m2 ronda los U$S 5.000, según un relevamiento de Mercado Inmobiliario.

Invertir en ladrillos para la renta

Las unidades clásicas (en muy buen estado general, pero sin amenities) de dos ambientes en los barrios mencionados anteriormente se alquilan en promedio entre $18.000 y $20.000, libre de gastos, ya que expensas e impuestos están a cargo del inquilino.

Por renta temporaria para turistas, un inversor puede sacar por la misma unidad el doble de rentabilidad. En las zonas de CABA preferidas por los turistas, como Recoleta y Palermo, un departamento de un ambiente bien equipado está por encima de entre U$S 30 y U$S 40 diarios. Y cotiza arriba de U$S 50 una unidad de dos ambientes. Deben estar totalmente equipados y es el propietario quien se hace cargo del pago de impuestos y servicios.

De acuerdo a los datos estadísticos de Reporte Inmobiliario, en la Zona Norte de GBA el valor promedio del m2 oscila entre U$S 2.400 y U$S 2.800. En Zona Sur y Zona Oeste de GBA, el valor está entre U$S 1.700 y U$S 2.000. 

Según el mismo informe, siempre tomando como referencia un departamento de dos ambientes, los alquileres en Zona Sur arrancan en $10.000. Y en Zona Oeste, desde $13.500.