Según un informe elaborado por Cushman & Wakefield, empresa global de servicios inmobiliarios corporativos, la cantidad actual de parques industriales de la región metropolitana de Buenos Aires duplica a la de 2010 y la tendencia sigue creciendo.

Lo más importante

  • Hay en total 46 parques industriales. Ocupan una superficie total de 192 hectáreas. Y ya están instaladas 1.624 empresas.
  • El 82% de los 46 predios relevados cuenta con la clasificación de parque o agrupamiento industrial. Esto les permite acceder a los beneficios que establecen las leyes 13.774 y 13.656. Los beneficios son seguridad jurídica, exenciones impositivas y la posibilidad de ampliar la actividad de las empresas sin restricciones por futuros cambios de códigos urbanísticos.
  • El 48% está en zona Norte del GBA (incluidos Pilar, Campana, Zárate y Escobar). El 28% está en zona Oeste. Y el 24% está en zona Sur. “La ubicación es uno de los factores claves a la hora de evaluar un parque. La accesibilidad y la conectividad a las principales vías de circulación y a los puertos ahorran tiempo. Y se traducen en un incremento de la rentabilidad”. Así lo explica Julio Seperoni, gerente de valuaciones y asesoría de Cushman.
  • Herman Faigenbaum, director general de Cushman & Wakefield Cono Sur, destacó que la decisión de las empresas de instalarse dentro de los parques industriales tiene ventajas que van mucho más allá de lo netamente económico por sus ventajas impositivas. “Emplazados en entornos pensados especialmente para su existencia, los parques industriales ofrecen a sus ocupantes la posibilidad de expandirse en un área controlada y segura. Además, cuentan con la ventaja de crecer junto con otras compañías, de contribuir y beneficiarse de su pertenencia a una comunidad”.
  • “En los parques industriales se combinan dos valores fundamentales para el desarrollo de nuestra economía. Uno es la planificación. El otro, la colaboración. Las empresas que se aglomeran de acuerdo con sus intereses y actividades constituyen eslabones de una larga cadena de valor, en la que se comparten servicios y todos se benefician”, asegura Faigenbaum.