Compromiso social y buenos negocios ya no están disociados como sucedía hace una o dos décadas atrás. Cada vez más, las empresas entienden que ambas van de la mano y están dando lugar a un nuevo modelo de compañías: las Empresas Socialmente Responsables.

“Se trata de empresas que redefinen el sentido del éxito empresarial, usando la fuerza del mercado para dar solución a problemas sociales y ambientales”, según explican en “Sistema B”, una organización sin fines de lucro que tiene como misión construir ecosistemas favorables para un mercado que resuelva problemas sociales y ambientales.

Este modelo “B Corp” se desarrolla a escala global y tiene ya su pata en Argentina con unas 50 empresas miembros. Son  compañías que apuestan por la innovación, por el trabajo cooperativo, por hacer negocios midiendo sus consecuencias ambientales. Empresas con comunicación horizontal, con espacio para el desarrollo personal y lugar para las nuevas generaciones, para los millennials.

agrandar-mirada-01

El sistema B, un modelo para el cual las empresas deben certificarse, se encuadra dentro de lo que es una tendencia mundial por la Responsabilidad Social Empresaria (RSE) y al cual suscriben cada vez un número mayor de empresas. En nuestro país, el Instituto Argentino de Responsabilidad Social Empresaria (IARSE) fue creado en 2002 con la mira puesta en “promover modelos estratégicos de gestión, que contemplan los impactos económicos, sociales y ambientales derivados de la actividad cotidiana de una empresa. Tiene su sede en Córdoba y cuenta actualmente con más de 120 empresas miembros. La RSE implica el compromiso con la comunidad, con su entorno y con todos sus públicos de interés”, según explican en la organización. “Aspiramos a incidir –de una manera concreta- en el cambio estructural hacia una economía más verde, equitativa e inclusiva”, manifiesta claramente Alejandro Roca, director ejecutivo de IARSE.

Los temas en los que hace foco la Responsabilidad Social Empresaria tienen en el mundo mucho que ver con el cuidado del medioambiente, los derechos humanos y las condiciones laborales. Claro que en Latinoamérica las problemáticas no son las mismas que en Europa o en Estados Unidos. Por estas latitudes, las políticas de RSE de las empresas están muy enfocadas en aportar soluciones para temas ambientales (el caso de Natura es utilizado a menudo como ejemplo) y en generar oportunidades para la base de la pirámide, como así también mejorar las condiciones laborales. Un ejemplo de esto son las compañías que financian hospitales o escuelas en sus zonas de influencia (o en la comunidad en la que están insertos) supliendo la falta de provisión de servicios básicos como salud y educación por parte del Estado.

La nueva modalidad de negocios, que poco a poco va calando hondo en las empresas locales, también está clara en la mente de los ejecutivos y managers. De acuerdo a un reporte dado a conocer recientemente por PwC, “para el 27% de los CEOs sus clientes quieren establecer relaciones con empresas que, hoy en día, se ocupan de las necesidades de todas las partes de interés” y estiman que este porcentaje llegará al 44% en cinco años.

Marcelo Iezzi, líder de la práctica de desarrollo sostenible y cambio climático de PwC Argentina, comenta: “La planificación estratégica debe comenzar hoy, poniendo énfasis en muchas de las metas que existen detrás de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Poder identificar con anticipación cómo las operaciones más importantes de una compañía impactan en el logro de los objetivos, ya sea de manera positiva o negativa, es un paso clave para transformar un modelo de accionistas en un modelo de partes de interés más amplias”.

NUESTRO COMPROMISO

El compromiso social asume una nueva dimensión y los paradigmas de colaboración se amplían. Por eso, hace años nos propusimos firmemente no sólo desarrollar barrios, sino dar un paso más: desarrollar comunidades. Generar puentes entre los propietarios de los barrios y las comunidades vecinas a nuestros desarrollos. Acá, un breve resumen de las acciones más importante que venimos desarrollando hasta el momento:

Fundación Oficios

Curso de soldadura

Curso de soldadura

A raíz de la inquietud de empleados de Eidico por ir siempre un paso más allá, hace 10 años se creó esta fundación con el objetivo de promover la inserción socio-laboral de los sectores de la comunidad con menos recursos. A través de procesos educativos y formativos, Fundación Oficios ofrece cursos gratuitos con título oficial y, a lo largo de estos 10 años, logró que más de 3.000 personas obtuvieran su diploma.

 

Derqui

Niños de Derqui jugando en el campo deportivo de APDES

Niños de Derqui jugando en el campo deportivo de APDES

En conjunto con la comunidad de vecinos de Monterrey (Derqui), suscriptores de Santo Tomás y San Pablo, empleados de Eidico, vecinos de otros barrios privados de la zona (La Dolfina y Martindale), representantes de APDES y otras entidades se conformaron varias comisiones en pos de solucionar temas concernientes a la red de gas, a las alternativas de educación, como los oficios, y de deportes, como también al mejoramiento barrial.

 

 

San Sebastián

Plantación por el Día del Árbol con los propietarios

Plantación por el Día del Árbol con los propietarios

Un proyecto que sentó sus bases en 2015 y este año arrancó con nuevos desafíos. El proyecto sustentable se basa en tres ejes fundamentales: arte y cultura, promoción social y medio ambiente. A través de actividades que impulsen la creatividad y las expresiones de identidad busca incentivar la participación de vecinos de Zelaya y propietarios para que juntos desarrollen su propia comunidad.

 

 

 

Texto: Mónica Fernández