Hay muchos nuevos proyectos inmobiliarios en Pilar. Se percibe una demanda renovada: más gente joven que busca su primera vivienda, más edificios de oficinas, más empresas que se instalan y retroalimentan la inversión inmobiliaria.

Hace tiempo que Pilar dejó la etiqueta de “zona de fin de semana” para tener vida propia todos los días. Con 400.000 habitantes, un parque industrial, un polo tecnológico, 180 colegios privados y un puñado de prestigiosas universidades privadas y públicas, la ciudad está transitando una nueva escalada en su crecimiento.

Pilar, en auge

Juan Pablo Martignone, jefe de gabinete del partido de Pilar, dijo recientemente en declaraciones radiales (en el programa Real Estate de FM Milenium) que “Pilar está en una ola demográfica imparable porque empiezan a salir de las casas todos los chicos de las familias que se mudaron a Pilar en la década del 90. Son entre 50.000 y 90.000 jóvenes. Algunos van a estudiar a Buenos Aires. Pero otros se quedan cada vez más a estudiar en Pilar. En la medida en que empiece a haber ofertas laborales para los chicos nacidos en Pilar, se empezarán a quedar 100%”.

Humberto Foresti, consultor en Real Estate y presidente de HF Proyectos & Inversiones, ve también una ciudad en expansión. “Pilar supo desarrollarse paulatinamente abriendo un abanico de proyectos inmobiliarios bien diversos para atender las necesidades de distintos tipos de habitantes”.

Distintos proyectos de vivienda

“Desde hace mas de 10 años, Pilar viene transformándose en un polo muy atractivo para las familias”, dice desde la gerencia comercial de Eidico, Jorge Von Grolman. “Estamos presentes desde el año 2006, cuando desarrollamos San Sebastián. Se trata de un proyecto de 1.110 hectáreas, con laguna, cancha de golf y sector deportivo. Y todavía hay algunos lotes disponibles”.

El paso siguiente de Eidico en la zona fue Pilar del Este. “Dentro de este masterplan llevamos desarrollados  9 barrios privados y 2 proyectos de Eidico Casas”, apunta el ejecutivo. Además, destaca que el objetivo es siempre  el mismo. Se trata de “hacer foco en las familias jóvenes  que buscan solucionar su necesidad de vivienda”.

Por otro lado, Foresti agrega, “los countries tradicionales de la zona tienen su público. Luego aparecieron los barrios cerrados. Estos acercaron a familias jóvenes, de un nivel social medio, que eligieron Pilar como lugar de vivienda permanente. Desde hace un tiempo, llegó la construcción de edificios de departamentos. Estos satisfacen tanto las necesidades de quienes buscan su primera vivienda, como de quienes se divorcian y quieren quedarse cerca de sus hijos”.

Otro segmento que progresivamente demanda inmuebles ad hoc es el de “gente mayor, que crió a sus hijos en Pilar, y que quiere mantenerse en la zona para seguir cerca de la familia, pero achicando sus gastos. Ahí veo una oportunidad muy concreta de desarrollo de condominios pensados para este segmento”, aporta el consultor.

Nuevas tendencias

Desde el municipio remarcan que hay dos “nuevas” tendencias que podrían empezar a arraigarse más en Pilar. Por un lado, hay muchos desarrolladores que construyeron barrios cerrados y ahora están queriendo hacer barrios abiertos, de media densidad, con buena provisión de servicios e infraestructura. Por el otro, hay una demanda latente de vivienda en los 20.000 trabajadores que diariamente llegan a trabajar al parque industrial. Más de la mitad no vive en Pilar, pero podría hacerlo si tuviera una oferta adecuada.

En ese punto Eidico, también tiene planes en carpeta. “Estamos actualmente en diálogo con el municipio de Pilar para ver la posibilidad de lanzar un nuevo barrio abierto, con posibilidad de cerramiento. Es una propuesta mixta y distinta. Sería abierto en su formato jurídico de subdivisión, pero muy similar a un barrio cerrado en su fisonomía”, explica Patricio Lanusse, director de Relaciones Institucionales de Eidico.

Ampliar la oferta

Foresti pone el acento en la ampliación constante de los límites territoriales, tanto para el desarrollo urbanístico como comercial de la ciudad. “Muchas empresas decidieron radicarse en Pilar. Entre ellas, Disney, Puma y empresas del polo tecnológico Austral. Tienen sus oficinas 100% concentradas en la zona. Esto, junto con el crecimiento del parque industrial de Pilar está haciendo que los desarrollos y proyectos inmobiliarios vayan moviendo sus límites. Ahora se llega al kilómetro 65 de la Panamericana”.

En ese sentido, Von Grolman subraya el importante desarrollo que está teniendo la zona de la Universidad Austral y el polo tecnológico Austral. Y cuenta que “a 800 metros del campus,  Eidico está desarrollando dos barrios: San Pablo y Santo Tomas, junto a los dos  colegios de APDES”.

Desde su lugar, Martignone, habló también sobre la necesidad que se genere un mercado atractivo de oficinas. “Un área corporativa se retroalimenta al encontrar buena gente para contratar dentro del partido”.

Eidico seguirá acompañando el crecimiento. “Estamos atentos a los nuevos desarrollos en el transporte público y las obras que llegarán al Municipio de Pilar. Y vamos a acompañar este crecimiento con nuevos proyectos”, dice Jorge Von Grolman.

Seguir expandiendo la zona

Con el acento puesto en que Pilar siga expandiéndose más allá de las zonas cercanas a la Panamericana -que son las que más crecieron y se valorizaron-, desde el gobierno municipal trabajan en un nuevo Código Urbano que presentarían a fin de año. “Queremos que el nuevo código sea principalmente lineal y simple. Queremos ir hacia una normativa que permita desarrollar muchas áreas. Pilar tiene casi el doble de la superficie de la Ciudad de Buenos Aires, pero tiene un décimo de la población. Hay mucha tierra para desarrollar, pero también mucha para preservar”, declaró Martignone.