Los barrios abiertos  son una oportunidad económica para quienes sueñan con la casa propia. La facilidad para escriturar y la falta de expensas son algunas de las ventajas más valoradas.

En materia inmobiliaria muchas veces los prejuicios engañan o son falsos. Uno de ellos sostiene que una casa 80 m2 vale más que un departamento de iguales características en la misma zona. Otro supuesto inclina a pensar que acceder a un lote con financiación y a un precio inferior a los que maneja el mercado es una quimera.

Máximas como las dos anteriores hacen que todos los caminos conduzcan a frustrar los sueños o a apostar a los créditos hipotecarios. Pero, ¿es realmente así?

Barrios abiertos: una alternativa concreta y muy buscada

La respuesta a la pregunta anterior es “no”. Y se prueba con los barrios abiertos de Eidico. Para saber más sobre ellos, entrevistamos a Santiago Butler, gerente de Aprobaciones de Eidico.

¿Cuándo y por qué Eidico comenzó a desarrollar barrios abiertos?

“El primer barrio abierto de Eidico lanzado a suscripción fue La Merced, en Bahía Blanca, hacia 2012. Originalmente teníamos la idea de concretar un barrio privado. Pero los vecinos del lugar deseaban un barrio abierto. Atendimos a esa demanda, vimos que era viable, y así nació la primera etapa del barrio abierto La Merced, hoy 100% suscripta”.

“A esa iniciativa le siguió San Ceferino, en Escobar, que también respondió a una necesidad de un sector medio del mercado”.

“Los suscriptores de este tipo de desarrollos se ven atraídos por la ubicación donde se encuentran nuestros barrios abiertos. Y también por el precio al costo que presentan, con anticipo más financiación”.

“Dentro de este esquema también hay que mencionar a los barrios de Eidico Casas: San Patricio, Santa Ana y Santa María, en Villa Nueva (Tigre); y Santa Guadalupe y Casas del Este (Pilar)”.

 

¿Dónde se encuentran las principales diferencias entre un barrio abierto y uno privado?

“El cerramiento para el uso exclusivo de los espacios propios marca la principal diferencia entre un barrio privado y uno abierto. Se les suman los servicios de un barrio privado, que se traducen en expensas, y que no se pagan en un barrio abierto. Por eso es más económico vivir en estos últimos”.

“De todas maneras, lo anterior no supone menor calidad en la infraestructura de los barrios abiertos. Además, siempre procuramos que la ubicación de estos desarrollos responda a una demanda concreta. Y que sean cercanos a zonas residenciales y de servicios, en contextos urbanos seguros”.

¿Se escritura más rápido en un barrio abierto, en comparación con un barrio privado?

“Sí, y eso responde a las normativas vigentes, que regulan la aprobación de proyectos. Hoy, en un barrio privado finalizado se demora entre 2 y 3 años como mínimo la escrituración. En cambio, en los barrios abiertos, los tiempos son más acotados: de no más de un año de terminado el proyecto”.

¿Qué diferencia a los barrios de Eidico Casas, de los barrios abiertos La Merced y San Ceferino?

“En los barrios de Eidico Casas ejecutamos la infraestructura, todos los servicios y, además, construimos las casas. En los casos de La Merced y San Ceferino, en cambio, realizamos la infraestructura y el loteo, pero cada suscriptor se encargó de la construcción de su propia casa”.

 

Oportunidades en todos los barrios abiertos de Eidico

La Merced lanzó recientemente su segunda etapa de suscripción, tras el éxito del 100% suscripto de la primera etapa. Y en San Ceferino y los barrios de Eidico Casas todavía se encuentran abiertas muchas oportunidades para hacer realidad el sueño de la casa propia.

Te detallamos brevemente las características de cada proyecto, con su correspondiente ubicación. En todos los casos la financiación consiste en un anticipo y el pago de cuotas.

  • La Merced (Bahía Blanca). La primera etapa está 100% suscripta. Se trata de 20 ha, con 236 lotes, de 610 m2 promedio cada uno. La segunda etapa de La Merced presenta 88 lotes, de 590 m2 de superficie promedio cada uno.
  • San Ceferino (Garín, Escobar). Son 86 unidades de 370 m2 promedio de superficie, sobre un total de 4 ha. Se encuentra a 3 cuadras de la Colectora de la Ruta 9 y a 600 m de la Ruta 25, que une a Escobar con Pilar.
  • Casas de San Patricio (Complejo Náutico Villa Nueva, Benavídez, Tigre). 8 ha, con 154 lotes de una superficie promedio de 325 m2. Las casas son de 80 m2, con posibilidad de ampliación hasta 120 m2. Cuentan con galería con parrilla y jardín, 2 plantas y hasta 5 ambientes. Casas de San Patricio es vecino de los barrios de Eidico San Francisco y San Agustín, ubicados en en Complejo Villa Nueva.
  • Casas de Santa Ana (Complejo Náutico Villa Nueva, Benavídez, Tigre). Sus dos proyectos están 100% suscriptos, en el corazón de Villa Nueva. En total presenta 50 ha, con 212 unidades de 300 m2 cada una.
  • Casas de Santa María (Complejo Náutico Villa Nueva, Benavídez, Tigre). Este desarrollo es el primero de Eidico Casas. Sus 4 proyectos ya están 100% suscriptos y son la prueba contundente de que tener el techo propio es posible. Sobre sus 24 ha se levantan 442 lotes de 300 m2 de superficie promedio cada uno. También cuenta con casas de 80 m2, con posibilidad de ampliación hasta los 120 m2, más galería con parrilla, jardín, 2 plantas y hasta 5 ambientes.
  • Casas del Este (Villa Rosa, Pilar). Con casas similares a las de los barrios abiertos anteriores, se ubica dentro de Pilar del Este. Integran sus 15 ha un total de 132 lotes, de 375 m2 promedio de superficie cada uno.
  • Casas de Santa Guadalupe (Zelaya, Pilar). En 6 ha se desarrollan los 94 lotes de este barrio abierto, con 375 m2 promedio de superficie cada uno. Las casas son similares en características y dimensiones a los otros proyectos citados. Este proyecto, además, es vecino de Casas del Este y, en consecuencia, de Pilar del Este.

Si necesitás ampliar información sobre barrios abiertos de Eidico, te aconsejamos que visites Eidicom.