Por Mónica Fernández

Internet en general y las redes sociales en particular, se convirtieron para los emprendedores en un canal fundamental para comercializar su producción, darse a conocer y expandir su negocio. La oferta crece y la demanda acompaña.

Productos de diseños originales, mejores precios y manufacturas a medida son el punto fuerte y diferenciador. El principal desafío a superar para los emprendedores muchas veces aparece en la logística. Cobrar el pedido, hacer las entregas y que todo se sincronice en tiempo y forma.

De algún modo es el salto de vender por proximidad a través de Facebook a amigos y conocidos a montar un real negocio en crecimiento a través del e-commerce. “El comercio electrónico se caracteriza por ofrecer a los clientes una experiencia de compra distinta, en la que la comodidad y el ahorro de tiempo son los rasgos más representativos. Sin embargo, una mala logística en las tiendas online puede afectar directamente esa experiencia”, asegura Javier Buitrago, country manager de PayU en Argentina, la empresa que ofrece la posibilidad de pagos en línea.

Un atributo que los compradores tienen muy en cuenta según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) es el cumplimiento en los plazos de entrega. Resulta entre “los beneficios más valorados por los consumidores argentinos”, según la entidad. En ese sentido, las empresas de correo dieron un paso adelante, y desde hace un tiempo ofrecen un servicio especial para quienes venden a través de Internet, dando un soporte y una logística que solo grandes empresas tenían antes. El formato es económico y funciona de manera muy ágil. Es ideal para entregas en el interior del país.

La seguridad en las formas de pago, obviamente es otro punto clave. La posibilidad de aceptar pagos en línea a través de página web, teléfonos móviles o redes sociales es fundamental en los tiempos que corren. Es decir que quien compra no esté limitado sólo a depositar dinero en efectivo en una cuenta bancaria del emprendedor, sino que pueda pagar, por ejemplo, con tarjeta de crédito.

Hay plataformas que facilitan ese paso, sin que el emprendedor tenga una relación directa con la tarjeta de crédito, lo cual es bastante engorroso para los cuentapropistas pequeños. PayU y MercadoPago, la división de pagos de Mercado Libre, son algunas de ellas.  PayU, por ejemplo, ofrece una herramienta sencilla, especialmente pensada para independientes. Se denomina web checkout y “conecta tu tienda en línea con la plataforma PayU, y cuando el cliente hace clic en el botón para pagar, se lo direcciona directamente a la página de checkout de PayU para completar el pago”.

El servicio tiene un costo aproximado de 4,99% sobre el  monto de la compra, sumado a $1,50 fijos, si se trata de pagos con tarjeta de crédito, y la comisión variable baja a 3,99% en caso de pagos con efectivo. Es un costo que hay que evaluar, obviamente, pero es la puerta para poder incrementar la base de clientes a la que llegamos. Es decir, romper la barrera de la proximidad o el contacto entre conocidos, que es como empiezan muchos emprendedores en Facebook, para ir a un tipo de negocio más amplio.

Otra posibilidad es usar el propio celular como Posnet, con el servicio que Mercado Pago denomina “mPOS”. “Está destinado a empresas, emprendedores y personas que venden sus productos o servicios online y la plataforma les permitirá cobrar a través del celular en cualquier lugar, sin la necesidad de pasar por la web”.

El comercio electrónico es una de las industrias con mayor expectativa de crecimiento en los próximos años. De acuerdo con eMarketer, las ventas en Latinoamérica alcanzarán los u$s50.000 millones este año; y esto se dará principalmente por el aumento de las ventas a través de móviles, el avance en las opciones de envío y el robustecimiento de las opciones de pago. ¿Sos emprendedor? Hacé uso de todas las herramientas que te da la tecnología ¡y subite vos también al boom del comercio online!

6 tips para emprendedores recomendados por PayU

1.- Tiempos de entrega: es importante ofrecer diversasopciones de envío que puedan cubrir las diferentes necesidades de nuestros clientes. Si se trata de un pedido urgente, es importante poder garantizar el envío en un máximo de 24 horas. Por otro lado, si es un producto que no se requiere de manera tan apremiante, se puede tener un plazo más amplio. Por ejemplo, empresas de flores o productos alimenticios deben tener especial atención con los tiempos de entrega.

2.- Garantía de devolución: ofrecerle al cliente la opción de devolver el producto que adquirió, bien porque no era el que había elegido o por algún desperfecto en el mismo, será necesario para ganar la confianza de nuestros clientes, así como darle la opción a ser reemplazado por otro o pedir la devolución del dinero.

3.- Envío gratis: hacer uso de promociones en el servicio logístico también puede ser de gran ayuda para posicionarse en el mercado. Esta es una de las cuentas pendientes en la Argentina, ya que el interior del país presenta un enorme potencial para el e-commerce.

4.- Seguro de envío: no recibir el producto que adquirió un consumidor puede ser su peor pesadilla y las empresas deben de estar preparadas para solucionar este tipo de inconvenientes; comúnmente se hace mediante un seguro que proteja la compra y que garantice al 100% que el consumidor recibirá el producto que compró.

5.- Puntos de recolección: en ocasiones los clientes prefieren ir a recoger el producto a un punto cercano para no tener que esperar o por los costos que implica el envío, por lo que brindar la opción de recolección en diferentes puntos es una de las opciones que se deben facilitar.

6.- Seguimiento del envío: el consumidor quiere saber en qué estado se encuentra su producto, y se siente más confiado cuando obtiene la mayor información posible en relación a su pedido. Por lo que brindar un número de guía así como un sistema web en el que pueda ir rastreando el estado en el que se encuentra su pedido es fundamental para garantizar una satisfactoria experiencia de compra.