Por Mónica Fernánez

La tendencia de escapadas cortas por sobre las largas vacaciones de 20 o 30 días de la generación de nuestros padres siguen ganando terreno. La cuestión de presupuesto influye, obviamente, pero también hay una cuestión cultural que subyace: fragmentar los tiempos de descanso para hacer “rendir” más y más esos momentos de desconexión y desenchufe a lo largo del año.

El calendario “aumentado” de feriados y días puentes que presenta la Argentina fomenta la tendencia. La consultora especializada Trabajando.com Argentina realizó un estudio el año pasado en el que estimaba que cerca del 75% prefieren el formato de “escapadas” por sobre las vacaciones tradicionales. En ese sentido, Pablo Molouny, gerente general de Trabajando.com Argentina señaló que «Los fines de semana largos impactaron directamente en el cambio de los hábitos de descanso de los argentinos y sobre todo en cómo planificar las vacaciones».

La tendencia no sólo se instaló en la Argentina. De acuerdo a los datos de una encuesta que realizó en España el sitio Hotels.com, lo que está en alza “es realizar el máximo número de viajes posible a lo largo del año, en lugar de tomarse el mes de verano completo de descanso. El estudio muestra que los viajes culturales o de shopping de menos de una semana a las principales capitales son los que más han realizado los españoles últimamente, con un 64.8% de los votos”.

Presupuesto por mini vacaciones

Para los que adhieren a esta modalidad, febrero llega con el primer fin de semana largo del año, el de Carnaval, los días lunes 16 y martes 17 de febrero. ¿Cuánto puede salir esta escapadita? Depende mucho del destino, claro e influye también que aún es temporada de verano, con lo cual los precios se mantienen relativamente más altos que en el resto del año.

Con un poco de estrategia, tiempo para buscar alguna oferta que se adapte al bolsillo y algo de flexibilidad en las fechas de ida y regreso (quizás saliendo un día antes o regresando un día después), se pueden armar mini paquetes más que interesantes. Para tener una idea, cuatro días en un departamento totalmente equipado en Villa Gesell cotiza a $6.000 para dos personas en Carnaval, pero baja considerablemente si es un fin de semana común.  LAN ofrece escapada a Santiago de Chile con aéreo y hotel a $5.300 por persona que se puede pagar en cuotas e incluyen un city tour. En Colonia del Sacramento, en Uruguay, tres noches de alojamiento en hotel de categoría superior oscila entre $4.500 y $6.000, según datos de booking. A eso hay que agregarle los pasajes sea en barco o auto y las comidas, también.

Para una escapada de dos personas habrá que contar con no menos de $10.000 en una versión intermedia y obviamente el presupuesto puede bajar si se opta por alojamientos más “gasoleros”. Si los tiempos laborales lo permiten, salir de vacaciones fuera de los fines de semana largos reduce mucho los costos. Vale como ejemplo: del 6 de marzo al 9, tres noches, también en Colonia   (Uruguay) en hotel con SPA el precio por tres noches baja a $3.000 y en una posada a $2.000.

Si este finde ya casi se te pasó de largo, agenda los dos próximos. Lunes 23 y martes 24 de marzo, por la conmemoración del Día Nacional de la Memoria y el Jueves 2 de abril (Día del Veterano de guerra) que coincide con el fin de semana de Semana Santa, hasta el domingo 5.