Por Mónica Fernánez

Llegó diciembre y el olorcito a vacaciones empieza a sentirse en el aire. Planificar con tiempo, averiguar y hacer un presupuesto para concretar esa meta es una manera de empezar a disfrutar por anticipado.

Esta semana, el destino que elegimos son los países limítrofes. Cómo nos resultará el tipo de cambio si elegimos las playas de Brasil y cómo nos juega en el bolsillo si rumbeamos para la otra costa del Rio de la Plata, hacia la emblemática Punta del Este u otras arenas uruguayas, o la Cordillera chilena.

Lo primero que tenemos que saber para armar cualquier presupuesto es a cuánto cotiza el dólar en el país de destino de manera de poder así hacer nuestros cálculos en dólares y tomar mejor dimensión de los valores. En Brasil el dólar cotiza a 2,60 reales, en Uruguay 24,40 pesos y en Chile a 611 pesos (todas estas cotizaciones son orientativas). En este link podes ver las cotizaciones oficiales de cada país.

Mejor saberlo por anticipado, el tipo de cambio no nos favorece demasiado, ya que en la Argentina el peso se viene devaluando (es decir hay que poner más pesos para conseguir un dólar) mientras que en el resto de Latinoamérica las monedas locales se fortalecieron en el último año. Un peso argentino equivale a 0,30 reales y a 2,82 uruguayos.

Sin embargo, todo es relativo cuando se habla de precios, porque mucho va a depender del lugar donde vayamos de vacaciones y los precios de los bienes y servicios en esas zonas. Y también el costo de veranear en la Argentina, donde hoteles, alquileres y restaurants en determinadas ciudades o playas de moda resultan muy caros.

Hay que hacer cuentas, poner en la balanza la calidad de la oferta y los servicios complementarios que se puedan obtener para determinar si es ¨caro¨ o ¨barato¨. Entrar a foros o preguntar a quienes hayan viajado recientemente, es una buena manera de ir planificando también.

Pero bien, si estas decidido a pasar las vacaciones en aguas vecinas, seguramente te preguntas si te conviene llevar dólares, pesos o reales/pesos uruguayos/pesos chilenos en tu billetera o si es mejor tarjetear todo lo que se pueda.

  • Primer consejo, ¡no lleves pesos argentinos! La moneda local está tan devaluada a los ojos del mundo que incluso en Uruguay, donde tradicionalmente se podía usar sin problemas, te la tomarán a menos de su valor y a una tarifa incluso peor a la que resultaría de comprar dólares en el mercado informal argentino. Es decir, lo que compres te resultará mucho más caro que si te tomas el trabajo de llevar dólares o moneda local.
  • Lo que conviene es hacerse de la moneda del lugar al que viajas comprando en nuestro país a través del mercado oficial. Una semana antes de tu partida, podés pedir autorización a la AFIP para adquirirla a la cotización oficial más la percepción del 35% que luego podrás descontar del pago de Ganancias y Bienes Personales. Para eso necesitas tener alguna documentación que acredite tu viaje, sea pasajes, hotelería o un alquiler ya pactado.
  • También podes llevar dólares que te resultarán mucho más convenientes si lograste comprarlos bajo la modalidad ¨ahorro¨ ya que en ese caso la percepción es del 20%. En destino los vas cambiando de acuerdo a la necesidad. Es la mejor opción, porque si sobra algo, ¡te quedan dólares de ahorro!
  • Es imposible depender sólo del pago con tarjeta de crédito o débito porque hay muchas cosas que sólo pueden pagarse en efectivo, como una comida rápida en la playa y otros pequeños gastos.
  • Especialmente en muchos lugares de Brasil no es común pagar con dólares. Tenelo en cuenta para llevar moneda local.
  • Si podes llevar pago el alojamiento mejor. En primera medida te aseguras el precio porque al cancelar la compra, aunque la pagues luego en 12 cuotas, fijas el tipo de cambio (al precio del día que cierra el resumen de tu tarjeta de crédito, no al día de la compra).
  • Si vas a pagar el alojamiento en el destino asegurate de antemano que acepten tarjetas de crédito. Evita sorpresas.
  • Comprar provisiones en los supermercados VS. ir a comer afuera, siempre mejora el presupuesto. Si viajas en auto, también podes llevar algunas cosas desde Argentina, mientras sean de tipo seco o conservas. No está permitido el ingreso de alimentos frescos.
  • Una ultima recomendación, aunque no por eso menos importante. Hay un dicho que dice que cada uno debe tener las vacaciones que puede pagar. Y es muy cierto… Pensalo antes de hipotecarte pagando cuotas altísimas todo el año a cambio de una semana all inclusive.